Adiestramiento de los perros, aprendiendo a pasear

Adiestramiento de los perros, aprendiendo a pasear

Muchas veces, se tienen perros que al crecer su tamaño se transforma en un verdadero problema cuando se lo quiere sacar a pasear, puesto que arrastra a su dueño por donde el can quiere. Para evitar esto, será necesario instruirlo y adiestrarlo para que camine junto a su dueño y no ande a los jalones de la correa, desesperado por correr por doquier.

Es por ello que el adiestramiento resultara fundamental en etapa de cachorros. Es por ello que hay que saber y tener información sobre mascotas a la hora de pensar en una educación canina. Básicamente hay que disponer del material para sujetarlo, como una correa (dos o tres metros de longitud, estará bien si el perro es de un tamaño medio a grande) y algo de comida o recompensas como barras masticables.

Adiestrar al perro para pasearlo

Hay que comenzar colocando el perro a nuestro lado, de manera sentada y bien pegado a una de nuestras piernas. Para hacer que el can se siente, habrá que ejercer cierta presión sobre la parte trasera del lomo del animal, mientras se tira de la correa hacia arriba. Luego al comenzar a caminar, se le debe dar la indicación (siempre corta y rápida, con el mismo tono), haremos diez pasos y volveremos a sentar al perro. Lo felicitamos y le damos su recompensa.

Lo ideal, es ir acostumbrando a nuestra mascota, por lo que el primer día de entrenamiento solo serán necesarios alrededor de cinco a siete minutos. Luego con el tiempo, sí podremos ir aumentando ese lapso, pero paulatinamente.

Para continuar con el ejercicio, habrá que continuar caminando y cuando el perro se separe un poco de nuestra pierna, dar un pequeño tiron de la correa hacia nuestra pierna y luego hacer un alto para obligar a sentar al perro, recompensándolo una vez que lo haga.

Todo depende del tipo o raza de perro con el que estemos lidiando, porque de ello dependerá el tiempo de atención que nos brindara, puesto que hay razas que se caracterizan por ser muy revoltosas y no prestar demasiada atención a las ordenes de sus amos.

1 Comentario

  1. El encantador de perros ha hecho mucho daño en la sociedad, jeje. En verdad si todos adiestraramos a nuestro perro bien, podríamos pasear más tranquilos.

Deja tu comentario