La muda de los pájaros. Consejos y tipos

La muda de los pájaros. Consejos y tipos

La muda de los pájaros. Consejos y tipos

El plumaje de las aves cumple dos funciones importantes para ellas. Por un lado, las aísla de las inclemencias del tiempo y por otro son su herramienta para poder volar.

Las plumas de las aves son estructuras muertas biológicamente y ello quiere decir que no tiene riego sanguíneo. Al no tenerlo, son incapaces de sanarse o regenerarse y, por eso, los pájaros recurren a la muda para poder obtener unas plumas nuevas y sanas.

Podemos encontrar dos tipos de muda en las aves:

La muda total. Esta muda afecta a todas la mayoría de plumas de vuelo del ave. Una vez al año, la mayoría de las especies mudan su plumaje por completo y es en esta época en la que están más débiles y en las que su vuelo se ve más afectado.

La muda parcial. Se lleva a cabo antes de la época de cría para que el cuerpo resulte más atractivo a la hora de escoger pareja reproductora. Los cambios de estación también conllevan una muda parcial para que el ave se aclimate a la época del año en la que están. Esta muda no la vemos tanto en aves domésticas porque casi siempre se encuentran en un entorno controlado y con las mismas condiciones.

Consejos durante la muda

Además de ser algo natural para las aves, los seres humanos podemos hacer algunas cosas para facilitarle y proporcionarle un cuidado extra. Por ejemplo, alejarle de ventanas y corrientes en esta época le resguardará de posibles resfriados. Proporcionarle una dieta rica en vitaminas, grasas y hidratos hará que no se debilite tanto. La humedad también aumenta la muda, por ello podemos ofrecerle un cuenco en el que remojarse o rociarle nosotros mismos con un pulverizador con agua una vez al día.

El ácaro rojo y el piojillo pueden atacar mejor durante la muda de las aves. Se debe tener un control y supervisar que su plumaje está libre de estos parásitos.

1 Comentario

Deja tu comentario