Cuidados para caballos

Cuidados para caballos

Son diversos los cuidados que se deben tener para el bienestar de nuestros caballos. Hay distintos aspectos externos que dan cuenta del óptimo estado de salud de estos animales, que pueden servirnos de alerta en caso de que algo no esté bien.
Un caballo sano presenta ojos brillantes, tejidos elásticos, pelaje lustroso y sin caspa. Hasta el color de las encías tiene que ser rosado.

Por lo general, se mantendrá de pie con sus sillas para caballos, apoyado sobre las cuatro patas, a pesar de que en ocasiones lo puede hacer sobre tres, ya que deja descansar una de las patas traseras.
Al proceder a limpiarle los cascos, es necesario verificar que sus extremidades no sienten calor pues esto estaría indicando algún inconveniente.

Cuando el caballo se encuentra saludable come con apetito, masticando bien la comida. En este caso, si luego de alimentarse observamos que han caído muchos granos al piso, es preciso corroborar el buen estado de sus dientes y muelas.
Normalmente, el caballo en la cuadra por lo general no suda, de lo contrario se podría estar en presencia de algún padecimiento. Pero antes lo que se debe saber es que este tipo de animales posee una temperatura media de entre 37 y medio a 38 grados, de modo que si tiene más o menos temperatura de la indicada, lo más aconsejable sería realizar una consulta con el veterinario.

Resulta indispensable usar el zotal asiduamente para respetar las medidas higiénicas. Al tiempo que se le debe administrar a nuestro caballo las vacunas pertinentes.

Sin Comentarios

Deja tu comentario