El camaleón como mascota. Cuidados básicos

El camaleón como mascota. Cuidados básicos

Cada vez se ven animales más extraños en las tiendas y el camaleón es uno de ellos. Al ser un animal exótico requiere cuidados especiales distintos a los de un hámster o un pez, pero si nos aseguramos de cubrir sus necesidades básicas, no deberemos preocuparnos de que se sienta fuera de su entorno. Lo primero que deberemos hacer cuando compremos un camaleón o cualquier animal exótico es pedir a la tienda que nos certifique que se encuentra en perfecto estado de salud, ya que son animales muy sensibles y en su transporte desde su hábitat puede sufrir algún problema.

Su casa

Lo primero que debemos saber es que un acuario o una urna de cristal no son el espacio aconsejado para que viva un camaleón. El cristal produce a la larga problemas respiratorios al animal y su reflejo puede estresarlo. Lo mejor es contruirle una jaula con malla metálica o comprarla hecha. Debe ser más alto que ancho y controlar la temperatura. El camaleón necesita de luz solar por el día y una temperatura de unos 25ºC y por la noche unos 18ºC. Los fluorescentes que venden en las tiendas de animales nos ayudarán a que no se enferme debido a un descontrol térmico.

Casa metálica con malla para camaleón

 

Alimentación

Este animal se alimenta básicamente de insectos. Podemos adquirirlos en las tiendas de animales vivos, que es como los encuentran en su hábitat natural y así ayudaremos a que practique su instinto de caza. No conviene darle insectos que encontremos en la calle ya que no sabemos si pueden ser venenosos o no digeribles por él. Las frutas como la pera o la manzana también ayudarán a variar su dieta.

Camaleón cazando

 

El camaleón necesitará unos aportes vitamínicos extra y calcio, que podremos comprar en las tiendas de animales.

El agua debe dársele mediante un sistema de goteo, como a los hámster, o mediante pulverización del habitáculo un par de veces al día.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario