La inmunodeficiencia felina (FIV)

La inmunodeficiencia felina (FIV)

La inmunodeficiencia felina (FIV)

El virus que causa la inmunodeficiencia felina (FIV) es uno de los más comunes en los gatos, sobre todo en los callejeros. Muchos de los gatos recogidos por protectoras de animales dan positivo en la prueba de FIV.

El primer caso que se detectó de este virus felino fue en América, en 1986, tras estudiar una colonia de gatos que presentaba síntomas similares a los de un humano infectado con VIH. Debemos saber que, aunque ambos virus, el humano y el felino, son bastante similares, son propios de cada ser por lo que un humano no puede contagiar a un gato ni viceversa.

El virus de inmunodeficiencia felina afecta a su sistema inmune, atacando a sus glóbulos blancos que son los encargados de luchar contra infecciones en el animal. Debido a esto, los gatos que padecen este virus son más propensos a padecer otras enfermedades, ya que su sistema inmunológico no está preparado para luchar contra ellas.

Test Inmunodeficiencia Felina (FIV)

Los síntomas más comunes que se aprecian en gatos con el virus FIV son anemia, falta de apetito, infecciones en la piel, fiebre y rinitis.Por desgracia, esta infección no tiene cura, pero con unas revisiones y un mantenimiento adecuado por nuestro veterinario podemos darle una buena calidad de vida al animal.

El modo de contagio puede ser tanto por una mordida de un gato infectado a otro sano como por el simple contacto social que mantienen entre ellos, aunque el de las mordidas en peleas es el más habitual. La boca de los gatos, más en concreto su saliva, contiene mucho rastro del virus, por lo que resulta fácil el contagio. Al igual que pasa en el caso del VIH en humanos, las primeras fases de la enfermedad no presentan síntomas, por lo que cuando suele apreciarse que padecen la enfermedad son ya adultos. La transmisión también puede producirse durante el embarazo de la madre a sus cachorros o durante la lactancia. La prueba básica para detectar el virus de inmunodeficiencia felina pasa por un test que podemos hacerle en el veterinario y que es rápido, parecido a un test de embarazo.

 

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario