Un gato pequeño en casa

Un gato pequeño en casa

un gato pequeño en casa

Has decidido coger un gato pequeño como mascota pero no sabes que cuidados requiere un animalito tan joven todavía. Para empezar, ¿ has pensado qué vas a hacer con él una vez te llegue a casa, ya separado de su madre? Es esencial que planifiques su recibimiento para que no le resulte nada traumático el inicio de esta nueva vida.

Cuando ya tengas a tu mascota de adopción en casa intenta que tus primeras reacciones y, las de tu familia, sean racionales ya que luego el gatito será  difícil de reeducar. Por ejemplo, ten muy claro que su primera noche debe pasarla en el cesto donde dormirà siempre. Si empieza a llorar y lo llevas a tu cama, conseguirás que venga él por si solo cada noche, te guste o no. Ten paciencia, únicamente tardará 3 o 4 días a acostumbrarse.

No olvides que la alimentación de tu mascota ya resulta importante en las primeras semanas de vida de tu gatito. Ten en cuenta que es lo que más influirá en su crecimiento y desarrollo. Deberás elegir un alimento que le atraiga a nivel de gusto y olfato pero que cubra con las necesidades de un gato joven. En el mercado existen productos específicos para ello. A partir de los dos meses el gato ya debe comer únicamente pienso, pero sin olvidar que los cambios en la alimentación deben hacerse gradualmente para evitar problemas digestivos al animal, como heces blandas o diarreas.

Tu veterinaria puede asesorarte muy bien acerca del resto de cuidados que necesita tu gatito pero te aconsejamos que  no te olvides nunca de su higiene. Es importante que le limpies las lagrimitas que les salen a algunos y que forman manchas alrededor del ojo y también que vigiles la aparición de problemas en su nariz u orejas.

Sin Comentarios

Deja tu comentario