Los peces una mascota ornamental

Los peces una mascota ornamental

 

Muchas personas desean tener mascotas para enseñar a sus hijos la responsabilidad de cuidar a otro ser vivo y la necesidad de velar por el bienestar de otros, pues no es necesario tener un perro o un gato o un hámster para lograr este cometido, los peces también son excelentes maestros y además tiene un beneficio extra que ninguna otra mascota nos brinda: son un complemento perfecto para la decoración de muchos espacios.
Los peces son reconocidos por su llamativo colorido y cuando este se acompaña por un espacio bien diseñado y adaptado para ellos el resultado es una pecera en casa, es una manera de concentrar toda la calma del hogar en la parsimonia de los peces para deslizarse y detener nuestra atención en la paz de su transparencia
Las peceras deben suplir las necesidades de los peces. Las peceras redondas y pequeñas son solo para el desplazamiento de estos animales y no deben convertirse en su hogar definitivo ya que son de espacio muy reducido y no cuentan con lo mínimo que requiere un pez.
Las peceras varían de tamaño según el tipo de peces, la cantidad de ellos y la variedad de especies que se tenga. La mayoría son en vidrio grueso pegado con silicona. El equipo necesario, como son los tanques de acuario, calentadores, termostatos, sistemas de iluminación, bombas de aireación y filtros son fáciles de conseguir en los establecimientos especializados que también venden una extensa gama de peces adecuados para el acuario domestico.
Otro punto muy importante lo constituyen la arena que debe tapizar el fondo del acuario y las plantas que debes sembrar en él. No cualquier planta sirve así que debéis asesoraros muy bien de cuáles son las más adecuadas.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario