Consejos para prevenir las pulgas en nuestros perros

Consejos para prevenir las pulgas en nuestros perros

Consejos para prevenir las pulgas en nuestros perros

El verano es la época de pulgas y garrapatas y seguramente nuestra mascota acabará cogiendo alguna. Es inevitable que estos bichos no acaben en el lomo de nuestra mascota, pero si llevamos a cabo algunos cuidados básicos podemos disminuir e incluso hacer inexistente la posibilidad de traerlas a casa o de que causen algún problema a nuestro perro.

1. Revisar periódicamente, y si es posible a diario, a nuestra mascota para ver si tiene pulgas o deposiciones de estas. Un peine o nuestras propias manos servirán para introducirnos en su pelaje y ver si tiene habitantes.

2. Bañarle con un champú repelente también es efectivo. Eso sí, no lo bañes cada vez que creas que las tiene, sólo se utiliza en el baño habitual de nuestra mascota.

3. Utilizar pipetas o collares repelentes es algo casi obligatorio, sobre todo si solemos sacarle o pasear con nuestro perro cerca de lugares donde haya más perros. Estos sitios son un imán para las pulgas. Eso sí, compra pipetas y collares que sean para perro y que contemplen el peso de tu mascota, nunca diferente.

4. Si descubres que tu mascota tiene pulgas, debes lavar su cama con agua caliente en la lavadora, así como mantas o cojines que pueda utilizar. Tampoco es conveniente que, durante el proceso de desparasitación, le dejemos interactuar con otros perros, puesto que podría echar abajo todo el trabajo que hemos estado haciendo.

Como vemos, si nuestro perro ya tiene pulgas, debemos tratar el problema y hacernos con un champú que trate esta infestación. Además, dos o tres días después del baño, le aplicaremos una pipeta que sea efectiva tanto como repelente como para eliminarlas si las tienen, además de limpiar nuestra casa y sus cosas. Esto sólo podremos saberlo si le hacemos un control rutinario a nuestro perro analizando su pelaje en busca de estos indeseables insectos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario