Síntomas de deshidratación en los perros

Síntomas de deshidratación en los perros

Síntomas de deshidratación en los perros

Ahora que estamos en época de altas temperaturas, hemos de reorganizar los paseos de nuestro perro para que no esté en la calle en las horas de mayor calor. Nuestra mascota puede sufrir también de deshidratación y, además de eso, en el proceso pierde electrolitos como potasio o sodio que son esenciales para su cuerpo. Y es que con sólo perder un 10 o 15% de los fluidos del cuerpo el perro puede sufrir una deshidratación.

Uno de los síntomas más comunes y fáciles de detectar en perros que sufren deshidratación es la pérdida de elasticidad en su piel. Para comprobarlo sólo debemos coger un trozo de piel a la altura de los hombros del perro, tirar de ella y mirar la velocidad a la que se recupera. Si la piel vuelve rápidamente a como estaba el perro está bien, pero si lo hace muy lentamente, el perro puede estar deshidratado.

La boca y nariz también son un gran aliado en la identificación. La nariz de nuestro perro y su boca tienden a estar siempre húmedas, si observamos que están secas y pegajosas puede que esté deshidratado.

El estado de ánimo también se ve afectado. Si nuestro perro tiene costumbres de juego o está siempre animado y lo vemos que no tiene ganas de moverse, jugar o incluso salir de paseo, debemos preocuparnos.

Está claro que en épocas de calor severo nuestro animal debe permanecer a la sombra, en un lugar fresco y tener siempre agua limpia y fresca a su alcance. También el tema de los paseos es importante, porque además de deshidratarse podría sufrir heridas en las patas por lo caliente que está el suelo. Nada de dejar a la mascota dentro de un coche, ni atado por fuera de un supermercado, esos minutos pueden ser terribles.

Sin Comentarios

Deja tu comentario