Tags Posts taggeados en "valeriana"

valeriana

Los olores son uno de los puntos débiles de los gatos. Ya pueden estar a cien metros de nosotros que si tenemos algo que les guste enseguida los tendremos vagando por los alrededores. Esto también pasa con muchas hierbas, como por ejemplo con la valeriana.

La valeriana posee una sustancia, la nepetalactona, que es la encargada de provocar en nuestros felinos un efecto extasiante y relajante. No sólo en ellos, también como sabréis produce efectos similares en las personas. El oler esta planta o incluso el comerla produce que rueden por el suelo, babeen, intenten cazar objetos que no existen, e incluso pueden llegar a orinarse encima. Es como una droga relajante.

Casi el 70% de los gatos muestra algún tipo de efecto ante esta hierba, que puede ir desde un efecto total en el que veamos al gato como si estuviese ebrio, a un efecto casi imperceptible. Según varios estudios, esta tolerancia o no a los efectos de la planta son genéticos. Los gatos (y otros felinos) suelen estar entre media hora y dos horas bajo el efecto de la valeriana y tras esto, tardarán varias horas en volver a acercarse y querer probarla de nuevo.

En muchas tiendas se vende esta sustancia preparada específicamente para que nuestros gatos tengan su rato de felicidad. Se venden en gotas, en aerosoles o incluso juguetes con esta sustancia.

Así que en definitiva, no tiene efectos adversos ( a menos que nuestro gato tenga alguna patología) y esta hierba sólo sirve para relajar de una forma un tanto peculiar a nuestro amigo.

La valeriana es una hierba que los seres humanos utilizamos para reducir el stress y combatir el insomnio. Las infusiones de valeriana son aprovechadas por gente insomne, o incluso quienes padecen de neurosis como  el histerismo.

Pero muchas personas que siguen tratamientos basados en esta planta, han notado que ni bien abren un paquete con raíces o un blíster repleto de comprimidos, su gato aparece inmediatamente, con los ojos bien abiertos y presa de una excitación poco común.

Es que para los gatos, la valeriana no es una hierba que les reporte descanso y tranquilidad, aunque sí le proporciona bastante placer, cayendo en cierto éxtasis y euforia.

Los aceites volátiles de la valeriana estimulan el sistema nervioso y, al parecer, el aroma que destilan estos aceites esenciales tiene el mismo efecto que las hormonas producidas por un gato en celo, ya que la composición genética de estas hormonas es muy similar. Los gatos, entonces, sienten el mismo tipo de euforia que les provocan las hormonas en celo.

Claro que los gatos no controlan la cantidad consumida; y, aunque muchas personas administren a sus mascotas esta hierba o cualquier otra planta útil para los nervios por diversión, se recomienda no darles demasiado, ya que su efecto sobre el sistema nervioso podría perjudicarlos. En sí provoca en estos animales un efecto que puede ser comparado con el que muchas drogas hacen a los seres humanos, lo cual incluye la adicción a esta substancia

Síguenos

8,427FansLike
325Seguidores+1
2FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies